Jueves, 14 Diciembre 2017
BÚSQUEDA
SIMON ZABELL, SURCANDO LOS MARES DEL SUR
por Sara Blanco Publicado el 18 de Abril de 2016

SIMON ZABELL > Our men in Tahiti

Alarcón Criado - Sevilla
Hasta el 25 de abril de 2016

 

Por norma general, el mundo en el que vivimos está habitado por dos tipos de personas: los que prosperan y los que vegetan. Al menos eso pensó Robert Louis Stevenson (Escocia, 1850-1894) cuando pisó por primera vez las islas del Mar del Sur y así lo contaba en una de sus novelas menos conocidas, ‘Bajamar’ (1894), donde recogía las hazañas de tres hombres, despojos de la sociedad colonialista del XIX, que habían ido a encontrarse en la paradisiaca playa de Papetee, en Tahití.

Como buen viajero romántico, Stevenson no se conformó con imaginar las cristalinas aguas del Pacífico -algo que ya había hecho en su célebre relato ‘La Isla del Tesoro’ (1883)- por lo que años más tarde decidía emprender viaje a los Estados Unidos y posteriormente a las colonias francesas de ultramar, donde permanecería hasta el final de sus días. Decidido a seguir sus pasos en este periplo por el mundo, Simon Zabell (Málaga, 1970) -gracias a la concesión de la beca BBVA 2014- marcha a Reino Unido y América para finalmente recalar en Tahití, dando génesis al proyecto que actualmente podemos ver en la Galería Alarcón Criado de Sevilla y que se acompaña de un documental audiovisual que próximamente será publicado como parte del mismo (1).

Our men in Tahiti’ es el resultado de todo un proceso de investigación en torno a la obra del escritor escocés, que comenzara por casualidad tras el descubrimiento fortuito del libro de aventuras ‘Bajamar’. Una serie de lienzos que, más allá de representar una simple secuencia narrativa de las escenas del libro, son la escenificación pictórica de los lugares por los que los tres pícaros protagonistas se desenvuelven. Esbeltas palmeras, navíos surcando el mar en medio de un fuerte oleaje o barcas de remos que se pierden en un horizonte pintado por el arcoíris. Paisajes de ensueño que recuerdan por su fría gama cromática a los de ‘Klavierstück IX’ (2009), que Zabell realizara basándose en las composiciones musicales repetitivas del alemán Karlheinz Stockhausen. Sin embargo, en esta ocasión, el uso del acrílico y el spray creando campos de colores fluorescentes -tan empleados por el artista en los últimos años-, pasan a un segundo plano, dando lugar a una pintura más matérica y menos plana gracias a la disposición de una última capa de óleo en diversos tonos de gris muy cargada de pigmento.

Esta recurrencia al ejercicio cultural de otros creadores como fuente de inspiración no es un hecho aislado en la producción de este artista malagueño de origen británico. Desde 2006 con ‘La Jalousie’, basado en la reinterpretación de la obra de Alain Robbe-Grillet, sus series son el producto de un riguroso ejercicio de exploración intelectual sobre el trabajo de otros autores. Ejemplos de ello son sus interesantes revisiones del mundo del cine de Pier Paolo Pasolini en ‘Rema’ (2008-2009) o de los escenarios de ópera de Richard Wagner en ‘Tannhauser’ (2009), así como su abstracto análisis de los doce movimientos de orquesta que Olivier Messiaen compusiera en 1974 con motivo del bicentenario de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos y que Zabell llevó al lienzo y a la madera mediante ‘Of Canyons and Stars’ en 2013.

A pesar de esta constante en el proceso conceptual, el trabajo de Zabell destaca también por una admirable capacidad de reciclaje y transformación, así como por una producción de lo más polifacética que reúne pintura, escultura, fotografía e instalación, entre otras. En este caso, los lienzos de pequeño y gran formato se caracterizan por un uso comedido de la figuración, alejándose de la rigurosa abstracción de sus últimos trabajos. Sin embargo, la novedad más importante de esta nueva serie es la generosa utilización del óleo sobre el color de fondo, no solo por el redescubrimiento en sí de la técnica, si no por su forma de imprimirla sobre el lienzo a través de una pincelada gruesa que se dispone por la superficie mediante círculos concéntricos. Para el malagueño, se trata de una forma de representar la codicia y el dinero que mueve a los personajes del libro en sus peripecias como las monedas de un cofre del tesoro-, sin embargo, no deja de ser un recurso excelente para representar el movimiento ondulante y espumoso de las aguas del Pacífico.

En definitiva, un encomiable Simon Zabell que vuelve a Sevilla para mostrarnos un pedacito del paraíso visto desde los ojos de Stevenson, a quien por cierto se le tiene muy presente gracias a la cuidada disposición de un gabinete de lectura a modo de guiño para el visitante. Lo mismo sucede con la escultura que cierra la muestra y que esconde -impreso sobre escayola- las estrellas del cielo de Tahití para deleite del espectador allende los mares.


(1) Trailer del documental:http://simonzabell.com/docu/

PRESENTE CONTINUO - Sevilla (España) - 2015 - ISSN 2444-5231
Todos los derechos reservados. Aviso legal.