Lunes, 26 Junio 2017
BÚSQUEDA
LOLA GUERRERA: “‘LO VULNERABLE’ HA SIGNIFICADO PODER ENTENDERME COMO CREADORA”
por Pamela Medina Publicado el 01 de Julio de 2016

Lola Guerrera (Córdoba, 1982) despide esta temporada con dos exposiciones en territorio andaluz. Por un lado, ‘Lo vulnerable’ en la Sala de la Provincia de Huelva, que aúna en un proyecto global el resultado de dos años de trabajo -‘Lo vulnerable I’ (INICIARTE, 2013) y ‘Lo vulnerable II’ (Beca Daniel Vázquez Díaz, 2014)- y ‘Constelaciones-Colisión’, celebrada en el marco de la, recientemente clausurada, primera edición del Urban Photo Festival de Málaga. Ambas muestras nos sirven de pretexto para revisar la trayectoria de esta destacada artista cordobesa quien, aunque reconocida por su trabajo en el ámbito de la fotografía, no deja de explorar diferentes medios para encauzar, a través de ellos, su incansable investigación en torno a lo efímero y al paso del tiempo.

Pamela Medina. Desde sus primeros trabajos fotográficos, su obra se ha ido acercando progresivamente al ámbito de las instalaciones o esculturas efímeras. ¿Cómo explicaría esta evolución? ¿Reconoce algún punto de inflexión en su carrera?

Lola Guerrera. En mis primeros proyectos fotográficos (‘Cotidianidades’, ‘Delicias en mi jardín’...) estaba este componente efímero intrínseco, pero para mí no era un acto muy consciente, pues lo que buscaba era una fotografía final. Hubo un momento en el que paré en seco a reflexionar sobre qué estaba dirigiendo mi manera de trabajar, mi metodología y caí en la cuenta de que en todas mis fotografías realizaba instalaciones efímeras, pues una vez se realizaba el disparo fotográfico, desaparecían. A la misma vez, cada una de ellas me había llevado mucho tiempo de elaboración y una práctica muy meticulosa y delicada. Así que decidí ahondar sobre el concepto de lo efímero y aplicarlo al siguiente proyecto ‘Lo vulnerable’ como pilar fundamental de investigación.

P.M. A propósito de  ‘Lo vulnerable’… podría hablarnos un poco más acerca de este proyecto -que se presenta hasta el 2 de julio en la Sala de la Provincia de Huelva-, su importancia dentro de su trayectoria y sobre el concepto de “lo vulnerable” en sí mismo.

L.G. Como decía antes, ‘Lo vulnerable’ (I y II) surge de la necesidad de entender qué había estado realizando hasta el momento. Al darme cuenta de que en todo momento trabajaba sobre lo EFÍMERO, decidí ahondar en la historia del arte, revisitar a aquellos artistas que habían trabajado sobre dicha obsesión mucho antes que yo, e inevitablemente caí en las Vánitas del XVII y empezaron a fascinarme aquellas en las que aparecían motivos florales. Así que decidí utilizar la naturaleza como nueva materia prima. Esta naturaleza la he ido "recolectando" día a día de la calle: semillas, hojas, ramitas, flores secas... y clasificadas en cajas por colores y tipologías. Decidí dejarme llevar y probar composiciones y construcciones partiendo de los bodegones clásicos, pero en una de las pruebas, decidí colocar unas hojas comidas por la plaga de un insecto (llamado Gareluca) encima de una pecera vacía y volteada y proyectarle luz cenital.

El resultado de dicho "experimento" fue decisivo para el resto de las imágenes creadas a continuación (aquí enlazaría con la segunda parte del proyecto). Pues la imagen resultante de las sombras y luces generadas, me conformaba una micro representación de todo un cosmos. De esta manera empecé a relacionar lo efímero con conceptos mucho más amplios e imprecisos y casi metafísicos. Y todo esto desde la simplicidad de elementos que todos tenemos a mano.

‘Lo vulnerable’ ha significado, poder entenderme como creadora y poder definirme en una manera de trabajar.



*Vistas de la exposición 'Lo vulnerable' en la Sala de la Provincia de Huelva

P.M. Precisamente, los trabajos que componen ‘Lo vulnerable’ revelan tener tras de sí un cuidado proceso construcción artesanal... Basándonos en esta característica tan propia de su producción artística, ¿qué importancia tiene en sus propuestas el contacto físico con los materiales y el trabajo manual que precede al acto fotográfico?

L.G. El proceso previo al acto fotográfico es casi tan importante como la fotografía final. Cuido al detalle los elementos con los que trabajo, los clasifico, los cuido para que no se descompongan (en el caso de las flores secas en ‘Lo vulnerable’), y siempre estoy atenta al cambio de las estaciones y la naturaleza que me rodea en la ciudad, porque dependiendo de la época, puedo recolectar un tipo de semilla o de hojas.

Cuando me enfrento a cada instalación, sé que voy a pasar horas y días realizando un acto repetitivo y lento, donde el tiempo parece detenerse y mi cabeza solo está concentrada en conseguir la perfección en la colocación de cada una de las piezas. ¡Y la verdad es que lo disfruto y lo necesito! Es curioso porque fuera de esos momentos, en mi vida diaria soy todo lo contrario. Suelo andar corriendo de un sitio a otro, bastante estresada y desorganizada...

P.M. Además de ‘Lo vulnerable’, la Sala Moreno Villa de Málaga ha acogido recientemente ‘Constelaciones-Colisión’. En esta muestra, al igual que en otras ocasiones, las construcciones efímeras se presentan mediante una instalación site specific. ¿Qué nos puede comentar acerca de esta decisión formal? ¿De qué manera fotografía e instalación se retroalimentan al interior de la sala?

L.G. Pues fue una buenísima oportunidad para poder realizar una instalación en sala y que el espectador ya no solo tuviese que imaginarla con el registro fotográfico. De hecho es algo que cada vez me apetece hacer más, pues me he dado cuenta que finalmente la fotografía y el video se me quedan cortos a la hora de poder plasmar el nivel de detalle de las piezas y las distintas materias con las que trabajo. Además, fotografía e instalación como bien decís, se retroalimentan. Pues de esta manera se entiende a la perfección mi manera de construir las imágenes.



*Vistas de la exposición ‘Constelaciones-Colisión’ en la Sala Moreno Villa de Málaga (UPHO Festival 2016)

P.M. Parte importante de su trabajo se caracteriza por circunscribirse en el ámbito de la fotografía construida o ficcionada. Sin embargo, el registro documental es también algo esencial en sus propuestas (recordemos, por ejemplo, la filmación y retransmisión en streaming realizada para ‘El vuelo del águila’) ¿De qué manera confluyen en su trabajo estas dos vertientes, realidad y ficción?

L.G. En el proyecto ‘El vuelo de las águilas’ la filmación en streaming era una parte fundamental del proyecto, pues quería documentar la descomposición de la instalación creada en cada momento. También en la misma localidad y para el proyecto ‘El vuelo de Hypnos’ realicé una acción en la que apagué las luces del pueblo gracias a la colaboración de todos sus habitantes y también utilicé el recurso del video para la documentación y pieza final. Al final utilizo un medio u otro dependiendo de la necesidad de lo creado.

La ficción siempre va a estar en mis imágenes fotográficas, pues son construcciones que parten de mi imaginación. Pero me permito acompañarlas también de recursos videográficos del making off, pues me gusta compartir el proceso de trabajo.

P.M. A puertas del cierre de temporada, ¿podría adelantarnos algo de sus proyectos para este próximo periodo?

L.G. Siempre me pasa que cuando estoy exponiendo un proyecto finalizado, ya estoy pensando en el siguiente. Estoy muy interesada en los procesos físicos de la luz, como materia ínfima e intangible.

Pero bueno... ‘Lo Vulnerable’ todavía va a tener mucha vida. Se expondrá individualmente en la Galería Tigomigo en Tarrassa en Septiembre y en el CEART en Diciembre, así como en varias colectivas. Y este verano estaré como artista seleccionada en las Residencias de Genalguacil, donde recrearé La Vía Láctea con los elementos naturales de su preciosa sierra.



*Foto izq: 'Galaxia M501' (detalle), serie 'Lo vulnerable II'. Foto dcha: making off de 'Lo vulnerable II'

Ver más sobre , Lola Guerrera.
RELACIONADOS
PRESENTE CONTINUO - Sevilla (España) - 2015 - ISSN 2444-5231
Todos los derechos reservados. Aviso legal.