Martes, 25 Julio 2017
BÚSQUEDA
DMENCIA, UN EPICENTRO EN LA PERIFERIA
por Pamela Medina Publicado el 09 de Enero de 2015
XVI Muestra de arte contemporáneo DMencia
Doña Mencía, Córdoba

Como ya es costumbre, una vez al año, una pequeña localidad de la subbética cordobesa tiene una cita ineludible con el arte contemporáneo. Dieciséis años cumplió el pasado 2014 el certamen llamado DMencia; un descriptivo juego de palabras surgido del cruce entre el nombre del pueblo y la locura que en sus inicios pudo parecer al artista y comisario Javier Flores, su fundador, concebir un evento de estas características en su Doña Mencía natal. No obstante, hoy en día, bajo el auspicio de la Fundación Rafael Botí y su programa Periféricos (también creado bajo la gestión de Flores), DMencia es uno de los proyectos de mayor interés en el panorama artístico andaluz y el más veterano de la provincia de Córdoba.

A través de una convocatoria anual, extendida a todo el territorio autonómico y libre en cuanto a tema y disciplina, más de cien artistas han expuesto, hasta la fecha, en este enclave cordobés. Asimismo, gracias a la adquisición por parte del Ayuntamiento de una obra por participante, la realización de este festival lleva años contribuyendo al enriquecimiento de los fondos museísticos del municipio. Huelga por tanto mencionar, el incalculable valor que tiene DMencia para el patrimonio artístico de la región.

En esta última edición en particular, una novedad especialmente significativa es la entrega de funciones de manos de Flores a la agrupación ‘Crótalo y Triángulo’, compuesta por Mamen Calvete y Pablo Rodríguez. La naturaleza dinámica y agitadora de este dúo, ha repercutido inevitablemente en la personalidad de esta edición. Mayor presencia en redes sociales, actividades complementarias y sobre todo la inclusión al programa de una serie de propuestas enfocadas a dinamizar la muestra valiéndose de la oferta turística y cultural propia del lugar.

Al igual que Flores, Pablo Rodríguez es también de origen menciano. Quizás este hecho influyera en lo que, tras esta última edición, parece ser una declaración de intenciones por parte de esta pareja de promotores culturales: el emplazamiento es inherente al proyecto. Como es sabido, el centralismo territorial (y por tanto social) del arte, no se remedia únicamente exportando modelos de gestión desde las urbes a las periferias. Las sinergias positivas -y consiguientemente la consolidación de las iniciativas- realmente surgen cuando se tiene en cuenta el tejido cultural local. En dicho sentido, estrategias bien conocidas por los asiduos a este evento son las intervenciones site-specific en espacios públicos y el uso de edificios de valor histórico para el desarrollo de algunas de propuestas, reafirmándose con ello la necesidad de conectar con el entorno e involucrar a la población.



Foto izq: instalación ‘Filofobobia’ de Alexis Amador en la inauguración. Foto der: proyección ‘Basado en hechos reales’ de Miguel Soler, Castillo de Doña Mencía.

Siguiendo la tónica general, la planificación temporal de DMencia viene como anillo al dedo, al menos conceptualmente, a un programa que atiende a la necesidad de descomponer los núcleos monopolizadores de la actividad artística. En lugar de una muestra colectiva central, los proyectos se distribuyen en varias fechas de exhibición, ampliando el espectro de público y otorgando protagonismo a cada uno de manera particular. Concretamente, en esta decimosexta edición, un jurado compuesto por el propio Javier Flores; la comisaria Tecla Lumbreras Krauel; los artistas MªJosé Gallardo, Manuel León y Miguel Ángel Moreno Carretero; y la coordinadora de exposiciones del CAC Málaga Alicia Gutiérrez Mármol, fueron los encargados de seleccionar los trabajos que conforman las seis exposiciones individuales repartidas entre diciembre de 2014 y abril del 2015.

Encabezando el ciclo, la inauguración de ‘Mirabilia Naturae’ de la artista sevillana Susana Ibáñez, sirvió también para dar la bienvenida al certamen junto a dos artistas invitados: Miguel Soler y Alexis Amador. El primero con la proyección de su videocreación ‘Basado en hechos reales’ y el segundo con dos piezas, ‘Filofobobia’ y ‘Pelopicopata’, esta última cedida temporalmente por el festival Scarpia¹, en una colaboración inédita hasta ahora entre los “hermanos periféricos”. Los proyectos ‘Campaña de cosméticos’ de la artista Ana Barriga, ‘30.01.15 - 12.02.15’ de Pablo Martínez Conradi, ‘Gestos Cotidianos #1’ de Juan Isaac Silva, ‘Fuera de proyecto’ de Fernando Clemente, e ‘In the mood for silent’ de Cristina Megía, completan la programación.

Diálogo, contexto y descentralización. Conceptos vertebrales de un certamen que cada vez más apunta a trascender su propia vocación expositiva para convertirse en un espacio de encuentro y experimentación; un punto satelital clave para la actualidad artística de Andalucía. ¿O quizás un epicentro?

¹ Scarpia es un proyecto artístico que se desarrolla en El Carpio (Córdoba), actualmente dirigido por Miguel Ángel Moreno Carretero y que, al igual que DMencia,  se enmarca dentro del programa Periféricos.

PRESENTE CONTINUO - Sevilla (España) - 2015 - ISSN 2444-5231
Todos los derechos reservados. Aviso legal.