Lunes, 23 Octubre 2017
BÚSQUEDA
BÚSQUEDA, EVOLUCIÓN Y CONSTANCIA: ARTISTAS ANDALUCES EN LONDRES
por Paloma Soriano Publicado el 14 de Marzo de 2016
Londres
2016

Londres es una de las ciudades más cosmopolitas y multiculturales del mundo, donde la convivencia de gran variedad de costumbres e idiomas se hace evidente. Esto, junto al encanto tan particular de sus calles, hace que sea imposible pasear por ellas y no descubrir algo diferente cada día. Hablando en términos artísticos, se produce una situación similar, en cada esquina emerge un espacio dedicado a la creación en cualquiera de sus vertientes.

Estos se encuentran repartidos por todo el mapa de la ciudad. Analizando a grandes rasgos el panorama cultural, no sólo abundan los museos y centros de arte -en su mayoría de gran relevancia internacional- sino que es además una ciudad muy activa en lo que al mercado se refiere. El horizonte galerístico es de lo más extenso, tanto en número como en lo que ofrece al posible comprador. Empezando por el eje Mayfair y Fitzrovia, donde galerías como Victoria Miró o Sadie Coles han alcanzado gran reconocimiento internacional, para terminar en el Este donde los espacios tienden a ser más independientes y enfocados a un mercado más accesible. Otros nombres destacados, como la Saatchi Gallery, la Serpentine Gallery -liderada por Julia Peyton-Jones y Hans Ulrich Obrist- y la White Cube Gallery han sido testigos de los primeros pasos de artistas de reconocida trayectoria, como Damien Hirst.

En una ciudad donde la oferta cultural es tan heterogénea -incluso podríamos decir masiva- resulta imprescindible pararse a observar, descomponer y analizar para desarrollar un criterio que nos permita seleccionar qué nos interesa dentro de la celeridad con la que se sucede lo artístico.

Pues bien, en medio de esta amalgama y mezcolanza de artistas de diferentes  trayectorias y relevancias, museos, centros de arte, espacios de creación y galerías, aparecen en la escena Coco Capitán, el dúo Fuentesal y Arenillas, José Iglesias García-Arenal, Miguel Laino, José Carlos Naranjo, Alicia Roy y Leonor Serrano Rivas. Pero ¿qué tienen en común estos siete nombres? Dedican su vida a la creación, son andaluces -o han desarrollado la mayor parte de sus trayectorias en el sur de España- y residen en Londres. El resto, son relatos personales que han conformado lo que actualmente son y su manera de ver lo que les rodea y, por ende, su obra. De este modo, han ido modelando caminos y líneas de investigación diferentes, aunque en ocasiones con muchos puntos en común.

Decía Picasso que «el artista es un receptáculo para la emociones que vienen de todas partes: del cielo, de la tierra, de un trozo de papel, de una forma que pasa, de una tela de araña». No le faltaba razón. Y es que al fin y al cabo el artista y su obra son lo que él mismo lleva dentro, que no es más que el fruto de una combinación de vivencias que han permanecido en su interior desde que tiene conciencia y que de algún modo salen al exterior en el proceso creativo, como cuando despertamos de un sueño que somos incapaces de recordar. Sin embargo, al mismo tiempo el artista es lo que está viviendo ahora, el presente, que representa lo factible, el único momento en el que la acción se hace viable. Es sólo cuando somos conscientes del “aquí y ahora” cuando encontramos nuestra propia determinación. Cuando tenemos claro nuestro objetivo y perseveramos, el universo gira para que lleguemos a alcanzar nuestros propósitos.

presente-continuo_repor-londres_CUE4
*Fotos izq y central: trabajos recientes de Miguel Laino. Foto dcha: piezas de Miguel Laino en Casa Leibniz (Madrid, febrero 2016). 

El lugar donde Miguel Laino (Almonte, Huelva, 1980) comenzaría a tener claros  sus objetivos era Londres. En 2001, la vida lo trajo a la capital inglesa desde tierras onubenses para estudiar diseño de moda en la Central Saint Martins, pero tras varios años dedicados a ello, sintió que no le llenaba lo suficiente. Tras una etapa de búsqueda, fue visitando una exposición de George Baselitz en la Royal Academy of Arts, y posteriormente otra de Francis Bacon, cuando descubrió que a lo que realmente pertenecía era a la pintura. Y decidió que desde ese mismo momento iba a comenzar a indagar hasta encontrar el punto en el que se sintiese cómodo pero que al mismo tiempo nunca dejaría de romper esa comodidad para seguir evolucionando.

En Diciembre de 2013, cuando su pintura estaba naciendo, su retrato titulado ‘Didier’ fue elegido como ganador por la artista Chantal Joffe del Painted Faces Showdown, que se expuso en The Griffin Gallery. Esto le sirvió como trampolín para darse a conocer en el amplio contexto del arte contemporáneo londinense. En abril de 2014 su carrera dio un paso hacia adelante cuando Rebeca Wilson, directora de la Saatchi Gallery, seleccionó su trabajo para la exposición colectiva ‘Continental Shift’, proyecto online creado para conectar compradores y artistas emergentes de todo el mundo. Posteriormente, expondría en James Freeman Gallery (Londres) –agosto de 2014- y en Art Toronto –octubre de 2015-.

Autodidacta, su pintura ha ido evolucionando desde el blanco y negro, retratos en pequeños lienzos, hasta lo que es en la actualidad, aunque como él mismo afirma «todavía me queda mucho por aprender y para llegar a donde me gustaría». Sus trabajos más recientes, expuestos el pasado mes de febrero en Casa Leibniz (Madrid) de la mano de la galería marbellí Yusto/Giner –con la que trabaja casi desde que comenzó su carrera artística-, son imágenes unidas a modo de collage, sin aparente vínculo entre ellas. Figuras humanas extravagantes se antojan al espectador enigmáticas, sus posturas confusas no manifiestan conexión con lo que les rodea en la escena. Quizás ese punto misterioso está conectado con su admiración por los retratos y paisajes de Willhem Sasnal. Aunque sus obras no muestran relación explícita, los personajes representados por ambos desconciertan de una manera semejante al espectador.

Para Laino, Londres es una ciudad que le ha ofrecido muchas posibilidades y en la que a día de hoy se siente cómodo. Como él mismo confiesa, le inspira inmensas sensaciones y le ha ayudado a encontrar el camino hacia donde dirigir su trabajo. Actualmente se encuentra en plenos preparativos para su próxima exposición en la Galería Yusto/Giner, que podremos visitar a partir del mes de abril. De igual modo, estará presente el próximo septiembre en Start Art Fair, feria organizada por la Saatchi Gallery.

Aunque de manera diferente, la pareja –artística y sentimental- Julia Fuentesal (Huelva, 1986) y Pablo Muñoz Arenillas (Cádiz, 1989) también se encuentra en continua exploración. Son “novatos” en la capital británica, pero su experiencia por tierras inglesas comenzó hace unos 10 meses cuando decidieron dar el salto e instalarse en Brighton. Ahora han tomado la decisión de poner punto y aparte a esa etapa trasladándose a Londres. Buscan algo más y por supuesto esta ciudad puede ofrecerles gran variedad de oportunidades, aunque confiesan que esa heterogeneidad puede llegar a resultar abrumadora. Sin embargo, luchan por encontrar su hueco en el amplio horizonte artístico londinense y el primer paso es, por supuesto, darse a conocer. Por ello, ya han comenzado a barajar algunas residencias artísticas, aunque de momento están intentando hacerse con una visión global de la ciudad.

Búsqueda y adaptación, dos términos que actualmente confiesan sentir muy presentes. Ya lo gritaban al mundo el pasado mes de septiembre con ‘We are looking for’, su primera muestra individual de la que pudimos disfrutar en la Sala Santa Inés de Sevilla gracias a la convocatoria Iniciarte 2014. En ella manifestaban que el binomio arte-vida está muy presente en su obra, pero son conscientes que su expresión varía y se adapta según la situación económica, social y política del momento. En definitiva, su obra se modela en el presente, en una mezcla entre el aquí y ahora.

Sin embargo y a pesar de su residencia en tierras británicas, no rompen su vínculo con Andalucía. Han participado en la XVIII Muestra de Arte Contemporáneo DMencia 2015 presentando su proyecto ‘Rincón Dmencia’. Además, el pasado diciembre conocieron la noticia de que han sido seleccionados, junto a otros artistas, para la muestra organizada por el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC) que se inaugurará el próximo mes de noviembre, la cual llevará por título ‘¿Qué sienten, qué piensan los artistas andaluces de hoy?’, en la que actualmente se encuentran trabajando. Seguro darán respuesta a esta pregunta con una visión que a priori quizás pueda resultar global, pero que nacerá de sus propias experiencias e intentará hacer partícipe al espectador para que él mismo lo adapte a su visión personal.

presente-continuo_repor-londres_CUE2
*Foto izq: Vista de la exposición "We are looking for". Foto central: piezas de la serie "Talgo" (2014). Foto dcha: dibujo de la serie "Sin título" (2014). Todas de Fuentesal y Arenillas. 

El caso de José Carlos Naranjo (Villamartín, Cádiz, 1983) no está nada alejado de los dos anteriores. Llegó a Londres hace algo más de un año, cuando decidió trasladarse a Inglaterra, en principio para 6 meses. Necesitaba un cambio y crecer artísticamente, dar un giro a su trayectoria.

Desde que pisó Londres, como él mismo afirma, «la ciudad no ha parado de aportarme cosas». Nada más llegar, consiguió la residencia artística de 6 semanas ofrecida por Griffin Gallery, culminando esta experiencia con una exposición de los trabajos producidos, los cuales también pudimos ver en la Galería Birimbao de Sevilla el pasado abril de 2015. Gracias a esto, su nombre ha comenzado a sonar dentro del ambiente artístico emergente de la ciudad y parece que por el momento no dejará de hacerlo. Sin ir más lejos, recientemente fue nombrado finalista en The Columbia Threadneedle Prize gracias a su obra ‘El mameluco’.

A pesar de estos éxitos, tiene los pies en la tierra. Se levanta temprano para trabajar en su pequeño estudio -aunque con encanto- y no deja de reinventarse y buscar nuevas vías de investigación. Sabe que las cosas no son fáciles, por ello va marcando metas a corto o medio plazo. Cree firmemente que «si fijas unos objetivos y perseveras, la ciudad actúa como un boomerang ofreciéndote cosas interesantes». Afirma que actualmente su pintura se encuentra en un proceso de evolución, indagando en nuevos horizontes que hagan que su experiencia en la capital inglesa quede reflejada en el lienzo. Sin duda alguna, dará que hablar.

presente-continuo_repor-londres_CUE3
*Foto izq: "El Mameluco" (2015). Foto central: "Sin título" (2015). Foto dcha: "Memories of Constable II" (2016). Todas de José Carlos Naranjo. 

José Iglesias García-Arenal (Madrid, 1991), por su parte, desarrolla a partes iguales su faceta de comisario y de artista, aunque afirma que para él son actividades que en ocasiones se llevan a cabo de manera superpuesta. Madrileño de nacimiento, su relación con Andalucía siempre ha sido muy cercana, sobre todo gracias sus estudios de Bellas Artes en la Universidad de Sevilla. Desembarcó en Londres hace unos meses gracias a la oportunidad que le brindó la Fundación Botín a través de una beca de formación. Por ello, se encuentra realizando el Máster Curating the Contemporary ofertado por la London Metropolitan University en colaboración con la Whitechapel Gallery, con el que confiesa sentirse muy entusiasmado y atareado a partes iguales. Además, destaca el hecho de estar relacionándose con personas de diferentes trayectorias, lo cual le está haciendo conocer diversos puntos de vista y enriquecer su estancia.

De momento, se centra en aprender y desarrollar su carrera como comisario, aunque está en continua alerta con todo lo que sucede a su alrededor, tanto en tierras británicas como en el Sur de España. Desde hace 3 años dirige la programación de la Sala Guirigai (Los Santos de Maimona, Bajadoz), donde han expuesto artistas como la sevillana Mercedes Pimiento (enero 2014), entre otros. La sala cuenta con un programa de residencias artísticas de la que este año disfrutarán Alegría&Piñero y Narcoléptica. Además de ello, recientemente ha comisariado ‘La guerra desaparece’ junto a su pareja Charo Romero, un proyecto expositivo que se enmarca dentro de Artifariti 2016, encuentros internacionales de arte y derechos humanos del Sáhara Occidental, y que este año ha celebrado su décima edición.

Por supuesto, paralelamente a cualquier proyecto, se encuentra desarrollando sus piezas para la ya comentada exposición ‘¿Qué sienten, qué piensan los artistas andaluces de hoy?’, para la que fue seleccionado por el CAAC. Aunque no sabe con certeza cuándo regresará a España, su experiencia londinense seguro no será en balde y se verá reflejada en sus futuros trabajos curatoriales y artísticos.

Leonor Serrano Rivas (Málaga, 1986) también llegó a esta ciudad con la intención de seguir formándose. Arquitecta y licenciada en Bellas Artes, tras un año trabajando en Madrid se dio cuenta que, en sus propias palabras, «necesitaba ponerme fuera de contexto». Cursó el Máster en la Goldsmith University of London -el cual finalizó el pasado año- pero resalta el hecho que fue algo totalmente circunstancial, ya que antes de decidir dar el salto ya había barajado otras urbes. Aun así, define su experiencia como enriquecedora. De ella, destaca el hecho de haberse relacionado con personas de nacionalidades muy diversas, lo cual le ha ofrecido distintas visiones de cómo llevar a cabo un mismo proyecto.  

Desde su llegada ha participado en varias colectivas en distintos espacios, además de varias performances, destacando ‘Yet the sky is still the same’, seleccionada para la Serpentine Gallery (2014). La más reciente, titulada ‘Citizens’, ha tenido lugar este mes de febrero en Chisensale Dance Studios.

Del mismo modo, sigue vinculada a España y concretamente a Andalucía. A finales del pasado año expuso en la Galería Marta Cervera de Madrid. Dentro de la convocatoria Iniciarte 2015 expondrá en Sevilla de manera individual y el próximo mes de julio lo hará en Málaga en la exposición colectiva ‘Todos los lugares imaginados’, comisariada por Sara Blanco y que igualmente se inscribe dentro de la misma convocatoria. Asimismo, en noviembre participará en la muestra colectiva ya comentada organizada por el CAAC, para la que fue seleccionada.

presente-continuo_repor-londres_CUE
*Foto izq: instalación en el stand Premio de arte joven Solán de Cabras en ARCOmadrid 2016. Foto central: performance "Yet the sky is still the same" (2014). Foto dcha: performance "Citizens" (2016). Todas de Leonor Serrano Rivas. 

No podemos dejar de nombrar a Alicia Roy (Málaga, 1986) y Coco Capitán (Sevilla, 1992). La primera, beca Iniciarte en 2014, ha participado en varias colectivas desde su llegada, entre ellas una en colaboración con Camden Art Centre titulada ‘Little Wig Shop - You are here 2014’. Asimismo, fue ganadora del premio de artes plásticas Desencaja 2014 -junto al cordobés Daniel Palacios y la sevillana Mercedes Pimiento- convocado por el Instituto de la Juventud. Los tres expondrán sus obras galardonadas en una muestra colectiva que próximamente podremos disfrutar en la ciudad de Málaga.

Capitán, por su parte, aunque pasó su infancia entre Sevilla y Cádiz, siempre sintió que su lugar estaba en Londres. Se instaló en la capital inglesa hace unos años para estudiar fotografía de moda en la London College of Fashion. Su trabajo ha aparecido en revistas especializadas como Vice Italia, Nylon México, Used Magazine y November Magazine.

Tras hacer un repaso por las distintas trayectorias llevadas a cabo por estos 7 artistas, se hace evidente la presencia de un punto común: todos ellos vieron en Londres un lugar donde poder crecer sobre todo profesionalmente, aunque inevitablemente esto siempre lleva implícito un crecimiento a nivel personal. De una manera u otra, su experiencia en tierras británicas ha ayudado a conformar lo que su obra es a día de hoy. Ya sea por el contexto artístico en el que se han visto inmersos o por sus vivencias personales, está claro que éstas quedarán grabadas en su producción.

Por otra parte, y aunque pueda sonar catastrofista, todos ellos, de manera premeditada o no llegaron a esta metrópolis buscando un contexto artístico que España -y particularmente Andalucía- no les podía ofrecer. Evidentemente no es posible una comparación ya que se trata de dos ambientes culturales muy dispares, pero resulta de recibo descomponer la situación para analizarla y encontrar un porqué a este traslado.

En primer lugar, España y Reino Unido son dos países que han tenido recorridos muy diferentes a lo largo de la historia, por lo que su estructura económica, política, social -y por ende cultural- en la actualidad son muy diferentes. Nuestro país, debido entre otros factores al periodo de dictadura, siempre ha ido a absorbiendo de manera tardía las diferentes tendencias artísticas. Esto ha dejado una profunda huella en el pensamiento generalizado de la sociedad, que tristemente ha hecho que lo contemporáneo no sea tan aceptado como otras etapas de la historia del arte. Por si esto no fuera poco, en la actualidad vivimos un periodo de crisis económica que ha traído consigo recortes en los presupuestos, y lo primero que se ha visto afectado han sido las políticas culturales. Por otra parte y centrándonos en el caso de Andalucía, a pesar de que ser cuna de grandes artistas nunca ha sabido darle el sitio merecido ni las ayudas necesarias, en parte debido al fuerte arraigo de la tradición.

Quizás todos estos casos deban servir como experiencia para estudiar la situación y hacernos recapacitar. Si los artistas andaluces con más futuro no consiguen alcanzar sus objetivos en su propia tierra, probablemente sea debido a la poca coherencia o a la errónea dirección de las políticas culturales.

presente-continuo_repor-londres_CUE5  
*Foto izq:"You are here 2014", Alicia Roy. Fotos centrales: fotografía de la serie "Middle point between my HOUSE and China" y "Autorretrato", de Coco Capitán. Foto dcha: video "Hablar de un curador cuerpo sin órganos" (2015), de José Iglesia García-Arenal. 


PRESENTE CONTINUO - Sevilla (España) - 2015 - ISSN 2444-5231
Todos los derechos reservados. Aviso legal.