Sábado, 23 Septiembre 2017
BÚSQUEDA
SCARPIA XIV. OBRA VIVA, WORK IN PROGRESS
por Lola Molina Publicado el 19 de Julio de 2015
Scarpia XIV. Jornadas de Intervención Artística en el Entorno Natural y Urbano
El Carpio, Córdoba


Calor extremo, campos dorados, el Guadalquivir serpenteante junto a la autovía A-IV y la enorme silueta de un burro, recortado contra el cielo azul. ¿Un western andaluz? No, nos dirigimos a El Carpio, a participar en la nueva edición de `Scarpia, Jornadas de Intervención Artística en el Entorno Natural y Urbano´, que nos invita aproximarnos a la creación actual con humor y un cierto toque lúdico.

En esta época, donde el uso continuo de medios electrónicos y redes sociales nos conducen al aislamiento y la individualidad, la fragmentación y el distanciamiento en la relaciones sociales, muchos artistas responden generando propuestas que ponen el acento en la interacción y las relaciones humanas. Desde esta aproximación artística de tipo relacional podemos entender lo que sucede durante dos semanas, cada verano, en El Carpio. Un laboratorio artístico que provoca experiencias interactivas con el entorno,  paisajístico y humano, de este pueblo de más de 4.500 habitantes. Su creador y director, el artista Miguel Ángel Moreno Carretero, ha sabido transmitir su entusiasmo y mantener una evolución ascendente desde el compromiso, el esfuerzo y el buen hacer.

Scarpia crea escuela y adicción; muchos son sus fieles amigos y quienes pueden repiten. Actualmente los asistentes a sus talleres superan el centenar. Una semilla plantada con ilusión y humildad, un proyecto que ha ido tomando forma poco a poco, siendo ese hacer desprejuiciado y honesto -opuesto al planteamiento capitalista del mercado del arte- lo que, en parte, explica su éxito. Impregnado de la humanidad y energía de la gente. Para ellos, carpeños y no carpeños, las jornadas son la cita del verano.

Todo empezó en 2002, con un taller de arte y naturaleza vinculado a El Carpio y financiado por su ayuntamiento. Organizado por Moreno Carretero, los buenos resultados invitaron a repetir experiencia. Año tras año esa semilla fue creciendo; a fuerza de tesón y mucho trabajo en equipo, las Jornadas fueron cobrando forma y sus organizadores han aprendido de la experiencia, puliendo y desarrollando un proyecto de calidad, pionero en Andalucía, que a día de hoy destaca dentro del panorama español. Auspiciados desde hace unos años por la Fundación Botí, el programa `Periféricos´ acoge bajo un mismo paraguas esta y otras iniciativas artísticas de la provincia de Córdoba, hermanando así a Scarpia con DMencia, El vuelo de Hypnos, Aptitudes, Sensxperiment, Z… Son proyectos personales y diferentes, que generan diálogo entre patrimonio artístico y arte contemporáneo, entorno urbano y rural, demostrando que también en la provincia -la mal llamada “periferia”- se sigue generando legado, tanto material como inmaterial. En su desarrollo, Scarpia trasciende lo local alcanzando un reconocimiento que alcanza territorios cada vez más lejanos.

*Foto izq: Obra de Antonio Blázquez en la exposición `Histeria y Tradición´ (2015). Foto dcha: Exposición `Colefectividad´ en la Torre Garci Méndez.

Hace varios años se decidió elegir un hilo conductor que vertebrara cada edición. El cuerpo como territorio, arte y sociedad, flora y fauna, el paisaje, la magia…son algunas de las temáticas elegidas para Jornadas anteriores. La ironía y el absurdo han protagonizado el programa de 2015, desarrollado durante los últimos días. El humor siempre ha acompañado a las Jornadas, impregnando muchas de sus actividades, y su elección cobra especial sentido en el contexto actual, donde la ironía se convierte en un arma para afrontar lo absurdo de lo que nos está tocando vivir.

Scarpia invita a ir más allá, a participar, a ser protagonista y no mero espectador. A los talleres dirigidos por artistas se suman exposiciones, charlas y encuentros, presentaciones de proyectos y toda suerte de actividades paralelas… Involucra a los propios vecinos y a los venidos de fuera. Las experiencias vividas permanecen en los participantes y cada edición produce atractivas imágenes de las que alguna será elegida para el cartel de la edición siguiente. Precisamente, esta colección de carteles pudo verse en la exposición retrospectiva de doce años de Scarpia que las Galerías del Cardenal Salazar -espacio cordobés vinculado a la facultad de Filosofía y Letras- acogieron la temporada pasada. Otro de los frutos de estos años es Scarpia Ediciones, editorial nacida al calor del proyecto y que ha publicado `Scarpia 2002 - 2015´, un libro que ofrece, de forma muy atractiva, una mirada retrospectiva sobre trece años de Jornadas, presentado al cierre de esta edición. Hacer un alto en el camino para poner en valor y tomar perspectiva desde el presente ayuda siempre a crecer y mejorar.

El planteamiento de los talleres ha virado desde una concepción enfocada a la práctica artística hacia un carácter más teórico, sorteando de este modo las dificultades que ha acarreado la crisis económica de estos años. Un público variado asiste a dichos talleres, que producen relaciones entre las personas y el entorno en que se hallan, El Carpio, su paisaje y sus gentes. Haciendo un breve repaso, en anteriores ediciones impartieron talleres los colectivos de artistas Boa Mistura, Los Vendaval, Basurama -que en Scarpia XII unieron a participantes y carpeños para recuperar y devolver al pueblo un espacio abandonado, bautizado como Parque Utopía-… Artistas visuales como Eugenio Ampudia, Federico Guzmán, Beatriz Sánchez, Albert Gusi, Fran Pérez Rus, Manuel Garcés, Marc Vives y David Béstué, Karmelo Bermejo, Manolo Bautista, Eduardo D´Acosta… E historiadores de arte y críticos como Fernando Castro Flórez, Óscar Fernández y Jesús Alcaide.

Hemos tenido la oportunidad de disfrutar estos días de actividades variopintas. El artista Rogelio López Cuenca nos ha hecho partícipes de sus ideas con un taller dedicado al pensamiento crítico y también se ha encargado de confeccionar 14620, la camiseta oficial, con un diseño que toma la grafía picassiana como crítica irónica hacia el mercantilismo del arte. Los Torreznos han impartido un inspirador taller de creación, difícil de olvidar. El veterano artista Isidoro Valcárcel Medina ha trabajado en el plano conceptual, dedicando su reflexión al propio juego del arte desde una concienciación responsable de la realidad personal. Como cierre a este ciclo de talleres, el de comisariado, dirigido por el historiador del arte y gestor cultural Rafael Doctor, sobre la interacción del arte y la sociedad.


*Foto izq: `Conversación entre casas reales´. Santiago Morilla (2015). Foto dcha: Taller de `Scarpia Junior´.

La producción de obras al aire libre genera una colección de arte permanente que tiene su máxima expresión en `Burro Grande´, la escultura instalada en 2010 que da la bienvenida al pueblo desde la autovía A-4 a la altura de El Carpio. Obra del artista Fernando Sánchez Castillo, el carácter simbólico de la pieza ha trascendido su valor artístico, siendo interiorizado por los carpeños como una especie de ADN topográfico. Forma parte de la Colección de Arte Público Scarpia, CAPS, y a ella se ha unido la pintura `Conversación entre casas reales´, ejecutada estos días en las azoteas de dos casas de la localidad. Más de 200 proyectos de arte público producidos desde 2002 avalan el trabajo realizado.

Scarpia no sólo sucede de día. Su otra cara, la nocturna, es deseada tras las cálidas jornadas estivales. Con la puesta de sol llega la hora de visitar las exposiciones y de reunirse de forma distendida en torno al kiosko de la plaza del pueblo para participar en `Convocados´, espacio de diálogo y presentación de proyectos artísticos, que crea debate sobre la realidad del arte y sus instituciones y fomenta el contacto entre artistas y agentes culturales. Entre otros, esta décimocuarta edición nos ha dado la oportunidad de escuchar al veterano galerista Norberto Dotor en su análisis del mercado del arte español durante los últimos cuarenta años.

La Torre Garci Méndez es ejemplo de cómo conjugar patrimonio histórico y arte contemporáneo. El monumento acoge una exposición comisariada por Noelia Centeno y Miguel Ángel Moreno Carretero titulada `Colefectividad. Aprendizaje y prácticas de arte relacional desde la ironía y el absurdo´. Desarrollada partiendo de esa noción relativa a personas que viven en un mismo territorio y comparten determinados intereses, hábitos y cultura, la muestra reúne cuatro experiencias de arte relacional, que muestran los resultados de ediciones anteriores de Scarpia 365 con obras de los talleres de Eduardo D´Acosta, Lucas Gómez, Arturo Comas y Claudia Frau. El Museo de Historia exhibe las obras de Antonio Blázquez y Arturo Comas, que bajo el título `Histeria y Tradicción´ revisan desde la ironía algunos aspectos de la historia y costumbres carpeñas; y en la Casa de la Juventud se han reunido una serie de bufandas diseñadas por varios artistas y tejidas por la creadora María Morilla, que se muestran junto a las ilustraciones de Eva Escobar.

De entre las diferentes ramas que han brotado de aquella semilla es destacable `Scarpia Junior´, taller que fomenta la creatividad entre los más pequeños y da resultados dignos de elogio, como el fanzine que los participantes de la presente edición han creado, dirigidos por sus profesores Paloma Montes, Antonio Blázquez, Nazaret Zurita y Gloria Caballero. Otra rama sería la exposición “Correveidile” ubicada en el Palacio Ducal de la localidad carpeña, resultado de la convocatoria abierta del I Concurso de Ilustración, Humor Gráfico y Cómic.

El corazón de la provincia de Córdoba late con fuerza. Movido por la ilusión, esfuerzo y tesón de algunas personas se abre camino, contagiando su buena energía a propios y extraños. Es un árbol al que, como todo lo que se alimenta de la imaginación y creatividad, no dejan de brotarle nuevas ramas. Un work in progress. Repetiremos.


*Selección de carteles para las jornadas Scarpia. Ediciones IX, XI, XIII y XIV.

*Imagen de cabecera: Albert Gusi (2014).

PRESENTE CONTINUO - Sevilla (España) - 2015 - ISSN 2444-5231
Todos los derechos reservados. Aviso legal.