Lunes, 26 Junio 2017
BÚSQUEDA
Fernando M. Romero: “EL ÚNICO COMPROMISO RELEVANTE EN UN ARTISTA DEBE DE SER CON SU TRABAJO”.
por Lola Molina Publicado el 19 de Febrero de 2015

Si el talento es un potencial que se desarrolla a través de la disciplina y el esfuerzo constante, Fernando M. Romero (Córdoba, 1978) sería un ejemplo de artista entregado a sus potencialidades a quien dicha dedicación está dando sus frutos, siendo actualmente uno de los artistas jóvenes de carrera más sólida y prometedora en el actual panorama andaluz. Su obra más reciente se puede disfrutar hasta el próximo día 22 de marzo en la Fundación Arranz-Bravo de Barcelona y en esta entrevista os desvelamos algunas de las claves que fundamentan su trabajo.

Lola Molina. Los títulos de tus últimas exposiciones sugieren una búsqueda que va más allá de lo que sucede en la superficie de tus obras. `Todo lo que subyace’ se ha llamado tu reciente muestra en Elche y ahora podemos visitar ‘Partículas Elementales’, recién inaugurada en la Fundación Arranz-Bravo. ¿Nos puedes hablar del trabajo que has desarrollado para la presente exposición?

Fernando M. Romero. En ‘Todo lo que subyace’ se mostraron las líneas de trabajo iniciadas durante estos dos últimos años a raíz de la concesión de la IV Beca de Pintura Pilar Montalbán, en cierto modo me sirvió como revisión de todo ello. En ‘Partículas elementales’, al contrario, he querido iniciar un proceso de depuración. En la Fundación Arranz-Bravo he buscado reducir los elementos al mínimo y usarlos de una forma mucho más consciente. Ahora entiendo de forma mucho más precisa el potencial que me ofrece la forma de trabajar y las herramientas que he estado desarrollando estos últimos años. En esta exposición quería hablar a partir de elementos muy sencillos sobre cuestiones complejas, sin plantearlas de forma explícita o literal. Me refiero a cuestiones ya recurrentes en mis últimos proyectos como la distancia entre el registro y la realidad o entre la realidad y la ficción. En general me interesaba profundizar en la imposibilidad de percibir la realidad sin afectarla o reelaborarla continuamente. De ahí lo de “partículas elementales”, por su paralelismo con la ciencia a la hora de observar la realidad.

L.M. Actualmente, ¿qué camino recorres desde que surgen tus primeras ideas para una nueva obra hasta que la das por finalizada?

F.M.R. La mayoría de mis obras se originan a partir de una pregunta o una intuición. Mi trabajo en el estudio consiste en poner en marcha mecanismos o estrategias que a su vez generen modelos que pongan a prueba esa intuición inicial o terminen dando lugar a otras más completas. Pero son esos mecanismos los que se “decantan” a medida que avanza el proceso en las obras que terminan saliendo del estudio, sean fotografías, pinturas o instalaciones. Por eso es difícil establecer un origen definido, de hecho esto es algo de lo que me gusta hablar en mi obra.

L.M. Entonces, ¿qué hay de azar y qué de planificación en tu obra?

F.M.R. Diría que hay un azar cuidadosamente planificado. Esto tiene que ver con lo que te comentaba de generar estrategias o mecanismos en bucle. Por un lado el azar es parte vital de mi trabajo, muchas de esas estrategias van dirigidas a generar modelos o construcciones aleatorias, pero al mismo tiempo esos accidentes se aplican sobre estructuras fijas o recurrentes. Me interesa mucho la tensión que se genera entre esas estructuras “regulares” como los patrones o las retículas y las distorsiones y desviaciones a las que las someto. Creo que a través de elementos visuales tan sencillos se puede profundizar en cuestiones muy complejas, de mucho alcance. Para mí el estudio funciona como un laboratorio en el que a través de la repetición de modelos sencillos puedo extraer un conocimiento o unas conclusiones acerca de mecanismos más complejos o a una escala mucho más amplia. Por eso busco generar marcos más o menos definidos en los que, una vez establecidos, intervenga el azar. Es por esto por lo que empecé a trabajar con materiales y elementos difíciles de controlar, como el confeti, el papel o las cintas. De esta manera puedo cometer más “errores” en menos tiempo y luego extraer conclusiones al respecto. Esta forma de funcionar me permite comprender un poco mejor cómo seleccionamos y construimos nuestra realidad y la imagen que elaboramos de la misma.



Obras (detalle) pertenecientes a la serie `Et in Arcadia ego´ (2015)

L.M. La duda como parte de tu proceso de creación ¿es importante? ¿Es necesaria? ¿Cómo la gestionas?

F.M.R. La duda es lo que me permite llegar a lugares a los que no iría sólo mediante las certezas. En pintura, y en el arte en general, creo que eso es básico y necesario. ¿Cómo la gestiono? En el estudio hay días en los que propicio esa “duda” y pongo a prueba de una forma activa todo lo que tengo entre manos, sin juzgar nada en absoluto. Luego todos esos resultados son cribados y evaluados a posteriori y continúo trabajando a partir de ahí.

L.M. En ‘Partículas Elementales’ podemos comprobar que, a pesar de haberte valido de otras disciplinas y técnicas como la fotografía o el collage, te mantienes fiel a la pintura. De hecho defiendes el valor de la pintura en sí misma. ¿En qué se basa tu convicción y lealtad hacia esta disciplina?

F.M.R. Mi forma de “dialogar” con la realidad se moldeó a través de los códigos y los tiempos de la pintura. Si bien he necesitado incorporar otros códigos y disciplinas como la fotografía para comprender mejor las fortalezas de cada medio y abordar el mismo problema desde distintos enfoques. Llegó un momento en que me di cuenta de que una estrategia frontal no me daba resultado porque aquello de lo que trato de hablar es algo tangencial o escurridizo. Al abordar esto mismo de una forma transversal puedo rodearlo de algún modo y delimitarlo con mayor precisión. Además este enfoque me permite potenciar las tensiones y problemáticas que surgen de la relación entre la fotografía y la pintura, por ejemplo, o entre la realidad y su registro. Hoy día la pintura es más un sistema que una disciplina, y este sistema implica toda su tradición, sus convenciones y sus contradicciones. Precisamente ahora, cuando menos necesario que nunca es elaborar una imagen a través de un medio lento y engorroso como la pintura, ésta muestra más vitalidad que nunca. Creo que es porque esa construcción gradual del cuadro a base de capas o pequeños gestos, al introducir el factor tiempo, nos aporta una densidad de información de un tipo muy distinto al que se halla presente en una fotografía o en otros medios. Eso hace que la pintura se coloque hoy día en un lugar privilegiado para analizar cómo construimos nuestra realidad y la imagen de la misma, y cómo ésta está condicionada por convenciones tanto históricas como personales aunque no siempre seamos conscientes de ellas.

L.M. ¿Cuál es el compromiso que debe adquirir el artista? ¿De dónde nace este compromiso en tu caso?

F.M.R. Creo que el primer -y quizá el único- compromiso realmente relevante en un artista debe de ser con su trabajo, en una vigilia constante para que sea lo más honesto posible, pues eso enriquecerá los registros de los que disponemos para leer e interpretar la realidad.

Por supuesto también defiendo que, al margen de lo que suceda en el interior del estudio, el artista es un trabajador y como tal debe exigir y velar por el cumplimiento de las Buenas Prácticas y de sus derechos, lo que en última instancia repercute en la fortaleza del sistema, de la profesión y de nuestro trabajo.

L.M. ‘Partículas Elementales’ ha sido tu primera individual en tierras catalanas, ¿qué otros proyectos tienes a la vista?

F.M.R. En unos días participaré con mi galería, Siboney, en la feria JustMad6, en Madrid, dentro del programa JustProjects, comisariado por Ángel Calvo Ulloa. Unos días después se inaugurará en el Sculptor´s Corner de la Plaza Europa de Hospitalet mi primera intervención pública, coincidiendo con la inauguración del Mobile World Congress que se celebra en la misma ubicación. Esta intervención se concibe como parte del mismo proyecto que se expone en la Fundación Arranz Bravo. El catálogo, que cuenta con la colaboración de Jaume Vidal Oliveras y recoge todo este proyecto, se presentará a mediados de marzo. A partir de abril continuaré profundizando en la senda ya iniciada en ‘Partículas Elementales’ y los resultados se presentarán, llegado el momento, en varias citas aún por confirmar.




 

Ver más sobre , Fernando M.Romero.
RELACIONADOS
PRESENTE CONTINUO - Sevilla (España) - 2015 - ISSN 2444-5231
Todos los derechos reservados. Aviso legal.