Lunes, 29 Mayo 2017
BÚSQUEDA
GLORIA MARTÍN: “AHORA ME INTERESA MÁS EL LENGUAJE Y LA PRÁCTICA DE LA PINTURA”
por Paloma Soriano Publicado el 02 de Febrero de 2015
Sevilla

Nos reunimos con Gloria Martín, ganadora de la Beca ‘Sevilla es Talento’ 2013, en el Centro de las Artes de Sevilla (CAS). Aquí expone sus últimos trabajos, realizados durante su estancia en Bruselas. La muestra, titulada ‘Taller de Moldes’, puede visitarse hasta el 12 de febrero.

Paloma Soriano. Fuiste la ganadora de la Beca Sevilla es Talento 2013, has estado en Bruselas realizando una residencia creativa. ¿Por qué elegiste Bruselas? ¿Qué valoración haces de tu estancia allí?

Gloria Martín. Elegí Bruselas por casualidad, por azar. Presenté mi candidatura a varias residencias y me contestaron de la Maison d’Art Actuel de Chartreux (MAAC) que me recibían durante unos meses. Cuando decidí irme allí no sabía la situación en la que se encontraba la ciudad. La verdad es que hay muchísimas posibilidades, muchas galerías, el mercado del arte es bastante potente. Además, al ser una ciudad no muy grande ofrece muchas oportunidades. Trabajando allí me presenté a un premio para jóvenes artistas menores de 35 años residentes en Bélgica y belgas, me seleccionaron, y a partir de ahí ya han empezado a salir nuevos proyectos.

P.S. Podrías contarnos, por favor, cómo ha sido tu residencia en la MAAC, la Maison d’Art Actuel de Chartreux.

G.M. He estado trabajando en la MAAC, la Maison d’Art Actuel de Chartreux. Es una residencia de artistas que pertenece al Ayuntamiento de Bruselas. Es un edificio con una sala de exposiciones en la planta baja y 7 estudios de artistas, y un taller pedagógico. Existían también unas becas para producción, en las que los afortunados trabajan en el estudio durante 6 meses y luego exponen y realizan un taller para niños. Es como un espacio donde se da convivencia entre artistas, conocías a gente, fue una experiencia enriquecedora.

P.S. Las obras que expones en ‘Taller de Moldes’ conectan con tus trabajos anteriores sobre el Museo del Louvre y del Prado…

G.M. En parte sí. Sigo analizando el concepto de museo como tema de la obra de arte. Con esa idea llegué a Bruselas, empecé a tirar del hilo y encontré un taller de vaciados, un espacio increíble tanto estética como conceptualmente. En el siglo XIX eran bastante comunes los museos de copias y de reproducciones, además entre países se intercambiaban los moldes. En España también había uno, pero con el tiempo llegó a pasar de moda, porque el concepto de originalidad primaba sobre el concepto pedagógico y se fueron extinguiendo. Sin embargo, este sigue vivo, es un reducto de la historia. Era como una biblioteca, pasillos y pasillos con moldes. Es como el germen de la historia de la escultura universal, como una enciclopedia en tres dimensiones. Desde el principio me interesó muchísimo.

P.S. En cuanto a los talleres de la Beca Sevilla es Talento, ¿qué actividades desarrollabais y en qué consistían?

G.M. Estuvimos trabajando en la Fundación Valentín de Madariaga durante aproximadamente un mes. Hubo un taller de dos semanas con Curro González, y después un taller con Chema Cobo, que insistía en que estamos acostumbrados a hacer unas cosas y el hecho de que te sacaran de esa zona de confort hacía que investigaras en otras maneras de salir airoso de las preguntas que la pintura te va cuestionando. Fue muy enriquecedor en ese aspecto. A partir de ahí aparecieron cosas nuevas en mi pintura, todo dejó de estar tan constreñido, hay mucha más libertad ahora. Allí empecé a realizar una serie de pinturas sobre papel, algo que es mucho más directo y emocional.





P.S.
¿Qué importancia tiene el museo en tu obra?

G.M. Me interesa bastante el tema como hilo argumental. Además, también forma parte de mi investigación académica de tesis doctoral. Es un bucle, la investigación artística va retroalimentándose, una parte va alimentando a la otra. Me interesa el museo por el hecho de que es una institución que legitima algo, que cambia y que evoluciona. Sobre todo, la presentación de la obra y la representación de esa presentación.

P.S. Tu trabajo es algo conceptual…

G.M. Sí. En ese sentido, puede enlazar con la obra de un artista belga que me interesa muchísimo y que está presente de alguna manera en esta exposición que es Marcel Broodthaers. Este artista planteaba un cuestionamiento del museo, y realizó un proyecto que duró varios años que se llamaba ‘Museo de Arte Moderno. Departamento de Águila’.

P.S. En los últimos años, tu obra ha cambiado mucho a nivel de pintura; antes era una obra más perfilada, pero ahora la pincelada está muchísimo más suelta. De hecho, te atreves ahora a presentar bocetos.

G.M. Esto tiene que ver con el interés que en esta última etapa me despierta la pintura. Ahora mismo me interesa más el hecho del lenguaje y la práctica, el hecho de encontrar recursos, estar más atenta a las preguntas que el cuadro te va haciendo. La pintura es infinita, no para nunca, siempre te pone en aprietos, y esa lucha me gusta mucho.

P.S. ¿Qué proyectos tienes en mente? ¿Piensas volver a Bruselas?

G.M. Ahora he vuelto porque tenía aquí esta exposición. Me gustaría trabajar aquí un tiempo, porque en junio vuelvo a Bruselas a la misma residencia en la que estaba trabajando, y esta vez no sé para cuánto tiempo.

PRESENTE CONTINUO - Sevilla (España) - 2015 - ISSN 2444-5231
Todos los derechos reservados. Aviso legal.