Lunes, 23 Octubre 2017
BÚSQUEDA
ALICIA VENTURA: “EL PANORAMA ARTÍSTICO ANDALUZ ES, SIN DUDA, UNO DE LOS MÁS RICOS DE ESPAÑA”
por Pamela Medina Publicado el 06 de Abril de 2015

La Colección DKV forma parte de una estructura empresarial y social que ha demostrado, en estos tiempos difíciles, un compromiso verdadero con la cultura y el arte, realizando en los últimos años una labor de mecenazgo ejemplar desde el ámbito privado. No sólo en la adquisición de obras, sino también en su difusión y promoción a través de exposiciones y el fomento de la creación en diferentes convocatorias. La responsable de la colección, Alicia Ventura, nos cuenta acerca de este extenso proyecto de origen catalán pero estrechamente ligado a Andalucía; vínculo que ella misma reconoce y comparte.

Pamela Medina. DKV centra sus esfuerzos no sólo en la adquisición de obras, sino también en su difusión y promoción a través de exposiciones y el fomento de la creación en diferentes convocatorias. Nos podría explicar por favor cómo se organiza el programa de Arte DKV y cómo cada una de las partes que lo conforman interaccionan entre sí.

Alicia Ventura. El programa ARTERIA DKV se enmarca en primer lugar en un compromiso más amplio por parte de DKV Seguros con la sociedad, que se plasma en sus políticas de responsabilidad social corporativa. En lo que se refiere específicamente al arte y la cultura, DKV Seguros apuesta por la creatividad como herramienta de desarrollo y bienestar social.

ARTERIA DKV incluye la Colección DKV; un amplio programa de exposiciones itinerantes en colaboración con museos y centros de arte; la convocatoria de becas de producción y de residencias artísticas; la actividad investigadora de la Cátedra DKV Arte&Salud en la Universidad Politécnica de Valencia; el programa de arte en hospitales cuidArt, que se desarrolla en el Hospital de Dènia Marina Salud; el concurso Fresh Art para jóvenes estudiantes… Son muchas iniciativas complementarias entre sí, unidas por el enfoque común que indicaba, y de las cuales emergen numerosas sinergias. Varios artistas de la Colección DKV han desarrollado proyectos site-specific para el Hospital de Dènia, por ejemplo, y la relación con los artistas que reciben algunas de nuestras becas suele consolidarse en el tiempo con nuevas colaboraciones.

P.M. En una época en que el coleccionismo en arte parece apuntar a la baja más que al alza, DKV ha sabido mantenerse e incluso incrementar su oferta de actividades en este ámbito. Ejemplo de ello es la beca DKV Seguros-Álvarez Margaride, que celebra este año tan sólo su tercera edición. ¿Cuáles cree que han sido las claves para que en estos años económicamente tan complejos no haya mermado el compromiso de DKV con el arte?

A.V. Creo que la clave la apuntábamos ya: el compromiso de DKV Seguros no es pasajero, sino que parte de la convicción de que el arte es un elemento necesario y enriquecedor en la vida de las personas. Los mecanismo de creatividad utilizados por los artistas, nos sirven como modelo para cualquier método que nos permita avanzar y crecer en el tema económico o social. Con esta perspectiva, nuestra voluntad ha sido siempre la de que ARTERIA DKV pueda crecer y desarrollar nuevas iniciativas que, como la beca que mencionas, puedan reforzar el vínculo entre nuestra labor y la sociedad, haciendo del programa una herramienta cada vez más útil para los propios artistas y, por supuesto, para el público general.

P.M. La beca anteriormente mencionada, recientemente resuelta a favor del sevillano Rodrigo Martín Freire, supondrá la incorporación de una nueva obra del artista a los fondos DKV, que ya cuenta con piezas de Inmaculada Salinas, Juan del Junco, Regina de Miguel y Miki Leal, entre otros tantos artistas andaluces. ¿Qué les interesa o atrae más de la escena artística actual en Andalucía o de sus creadores en particular?

A.V. Lo cierto es que para incorporar una pieza a la Colección DKV nos fijamos en la calidad de la obra, en la trayectoria del artista y en la coherencia con las líneas de nuestros fondos, más que en el origen del artista. Si bien es cierto que en la Colección DKV están representados una veintena de artistas andaluces, cada uno de ellos tiene una individualidad tan marcada que me cuesta pensar en ellos como un colectivo coherente, como una escena. Si pensamos en los cuatro artistas que mencionas, por ejemplo, vemos que sus trabajos no pueden ser más distantes entre sí. Lo que sí es verdad es que esa abundancia de artistas interesantes habla bien del trabajo que desarrollan en Andalucía los centros de formación primero y las galerías e instituciones museísticas después.

El panorama artístico andaluz, es, sin duda, uno de los más ricos. De hecho sus principales artistas, tanto los más emergentes como aquellos más reconocidos tienen una relación muy fluida con las instituciones madrileñas, por ejemplo y se encuentran representados por grandes galerías. El espíritu andaluz es muy activo, no tiene miedo a emigrar, a compartir conocimiento con otros contextos.

P.M. Recientemente se ha inaugurado en el Casino de la Exposición de Sevilla,  `Pintura de los 80 en España´, de la cual usted es comisaria, y se ha clausurado `La construcción social del paisaje´ (CAAC) con obras de la colección DKV. ¿A qué se debe la cercanía con Sevilla en estos dos casos y Andalucía en general? ¿Cómo describiría la relación próxima que mantiene la aseguradora catalana y esta zona geográfica de España?

A.V. Tengo que aclarar que la exposición `Pintura de los 80 en España´ no forma parte de ARTERIA DKV, sino que corresponde a mi labor como comisaria independiente, que desarrollo paralelamente a mi trabajo con la compañía. En todo caso, como bien dices, tanto ARTERIA DKV como yo misma mantenemos una relación muy estrecha y especial con Andalucía. Hemos realizado múltiples exposiciones, no solo en Sevilla, sino también en Almería, Córdoba, Málaga, San Fernando o Algeciras, entre otras localidades, y tenemos previstas nuevas exposiciones.

Lo cierto es que siempre he percibido una especial sensibilidad y receptividad a nuestras propuestas en todos los actores implicados en el panorama cultural andaluz: galerías, museos, instituciones públicas, fundaciones, universidades… Después está, por supuesto, el público, cuya fantástica respuesta a las exposiciones es la que nos anima a volver.

También es destacable el hecho de en Andalucía se encuentra un alto porcentaje de clientes de la compañía. Es lógico que por ello el programa ARTERIA DKV preste una especial atención a esta tierra.


*Foto izda: vista de la exposición `Pintura de los 80 en España´. Foto dcha: Alicia Ventura junto a una obra de Carlos Alcolea.

P.M. También durante estos días tiene lugar en el CICUS de Sevilla una muestra que recopila obras de las primeras ediciones del certamen DKV Fresh Art. El apoyo a artistas jóvenes es patente, ¿A qué se debe ello? ¿Les preocupan especialmente los nuevos valores del arte actual?

A.V. Por supuesto. Por una parte, la Colección DKV se ha basado siempre en el arte más emergente, desde la convicción de que son los artistas más actuales los que nos darán una imagen más fiel y más rica del presente; de ahí la política de adquisiciones para la colección, y los programas de becas de residencia y producción actualmente en marcha.

Por otro lado, consideramos que el arte es un elemento fundamental en el desarrollo del ser humano en todas sus etapas, al margen de que posteriormente pueda desarrollar o no una trayectoria profesional como artista. Por eso llevamos a cabo talleres como ARCO Kids, en colaboración con la Fundación Pequeño Deseo y ARCO, y concursos como Fresh Art, una iniciativa totalmente pionera que alcanza este año su séptima edición (y cuyo jurado tendrá lugar este año en Sevilla, por cierto, con la participación de artistas, galeristas, comisarios y conservadores andaluces).

La educación debe ser una parte esencial en la formación de las personas. Sin cultura, sin conocimientos el desarrollo delser humano se estanca. Debemos fomentar la aplicación de nuevas herramientas educativas, que permitan que los más pequeñosvivan y trabajen con el arte como un elemento cotidiano.

P.M. En la edición Arco 2014, DKV Seguros recibe el premio a la mejor colección corporativa. ¿Cuáles cree usted que han sido los aspectos valorados positivamente para este reconocimiento? ¿En qué se diferencia la Colección DKV en relación a otros fondos de similares características?

A.V. A la hora de la concesión se hizo referencia a algo que venimos comentando: el hecho de que la Colección DKV y el programa ARTERIA son mucho más que una colección corporativa al uso. Nuestro esfuerzo no se centra solo en las tareas de compra y conservación propias de una colección, sino que trabajamos en la difusión, la investigación, la organización de talleres, la itinerancia de exposiciones, la convocatoria de becas.

Creo que para concedernos un premio tan prestigioso se ha valorado este afán de tender múltiples puentes entre el arte contemporáneo y la sociedad. Eso, y el compromiso que supone poner en marcha una colección de arte que no se basa en los grandes nombres que conforman la Historia del arte, sino en aquellos que la conformaránun día, y ayudar para que así sea.

P.M. Teniendo en cuenta el contexto actual, ¿Hacia dónde cree que avanzan las tendencias en coleccionismo de arte contemporáneo?

A.V. En los últimos años, a raíz de la crisis económica, se ha producido un reajuste en el panorama del coleccionismo español: los museos e instituciones públicas han visto reducidos sus presupuestos para compras, y ha sido en gran parte el coleccionismo privado y corporativo el que ha mantenido el sistema a flote. Por otro lado, de mi experiencia este año en ARCO y el resto de ferias madrileñas me quedo con la impresión de un cierto retorno a la pintura y la escultura, a formatos más clásicos tras unos años en que las instalaciones eran las predominantes.

Existen nuevos coleccionistas, profesionales liberales formados en una cultura amplia. Sin embargo distamos muchísimo de parecernos a cualquier país europeo como Francia o Alemania. La ausencia de la ley de mecenazgo no nos ayuda. El recorte de los presupuestos en museos e instituciones como centros culturales o centros de arte merman su capacidad para adquirir, y de momento, todavía no se observan grandes avances en este sentido. Quizás este año se ha observado un aumento de compras por parte de coleccionistas extranjeros, sobre todo latinoamericanos, que han venido a visitar la feria. Pero, sin duda, ni el IVA ni la ausencia de ley de mecenazgo nos ayudan.

P.M. Y dada su amplia experiencia en el ámbito del coleccionismo español, podría darnos su opinión respecto al estado del coleccionismo actual en Andalucía. ¿Cómo lo percibe en relación con años anteriores y en comparación con otras zonas del mapa nacional? ¿Qué aspectos se deberían mejorar para potenciar este modelo y en qué beneficios redundaría su fortalecimiento?

A.V. Respecto a la mejora del modelo, es obvio que cualquier impulso legislativo y la mejora de las condiciones fiscales son una condición imprescindible. Me refiero tanto a la puesta en marcha de la citada y deseada Ley de mecenazgo, como a la rebaja del IVA cultural, dos grandes carencias que están lastrando el mercado.

Al mismo tiempo, es necesario trabajar en la difusión de una cultura coleccionista, que se ha de trabajar en paralelo y de forma complementaria a una educación para el disfrute del arte contemporáneo. Necesitamos trasladar la idea de que el arte enriquece nuestras vidas, y que la compra de arte en la medida de las posibilidades de cada cual es una forma de garantizar la sostenibilidad de esta fuente de creatividad.

Por otro lado, unacaracterística del coleccionismo privado, es que, hasta hace no mucho, se ocultaba mucho la información. Un coleccionista sevillano me comentaba recientemente: “yo no saco a la luz mi colección ni divulgo lo que compro porque, seguramente, en vez de ser alabado, se me criticare por tener mucho dinero y se me pedirá una rebaja en mis servicios, en vez de pensar que me gasto dinero es esto y no en coches o casas”. Para mí este comentario fue muy significativo.

En cuanto a las instituciones públicas, los recortes han llegado a todas partes y las compras han sido reducidas. Existían colecciones importantes que se estaban desarrollando, jugando en ello un papel muy interesante las galerías de la ciudad: Rafael  Ortiz, Juana de Aizpuru, Alarcón Criado o en su día Pepe Cobo.

Como en otras comunidades, las instituciones públicas deberían de poner en marcha programas de compras y de becas para seguir construyendo colecciones. No solo se deben construir contenedores: sin contenido y sin presupuesto de nada nos sirve construir fabulosos edificios que se pierden y se apagan por no poderlos dotar de una colección o de una programación por falta de presupuesto.



*Vista de la exposición `Pintura de los 80 en España´ en el Casino de la Exposición de Sevilla.

Ver más sobre Casino de la Exposición.
RELACIONADOS
PRESENTE CONTINUO - Sevilla (España) - 2015 - ISSN 2444-5231
Todos los derechos reservados. Aviso legal.