Lunes, 23 Octubre 2017
BÚSQUEDA
MANUEL CASELLAS, OBSOLESCENCIA PROGRAMADA
por Aurora Muñoz Publicado el 04 de Marzo de 2015

MANUEL CASELLAS > Warranty Void

Galería Weber Lutgen - Sevilla
Hasta el 27 de marzo de 2015

La obsolescencia programada tiene como misión revelar cómo la mayoría de las empresas diseñan sus productos para que duren mucho menos y así incentivar su consumo. Todo empezó con la bombilla. En España, tras la crisis económica de 1929 se propuso una ley cuya base era la obsolescencia programada, con la que se pretendía que todos los productos tuvieran una vida más corta para maximizar los beneficios y generar empleo. Las bombillas se diseñan para durar mil horas cuando podrían hacerlo durante más de 100 años y las medias de nailon prácticamente irrompibles se dejaron de fabricar porque las mujeres ya no necesitaban comprar más.

A través de esta reflexión emergen una serie de ideas que Manuel Casellas (Sevilla, 1979) manifiesta en esta exposición, donde una serie de obras están planteadas con una determinada durabilidad. Llevado por el interés de abordar la experimentación en los procesos creativos, Manuel constituye el tema principal que conforma la tesis de investigación en la que lleva involucrado desde el año 2012. Este proyecto reúne varios puntos claves para Casellas: lo efímero del contexto como punto de inicio de la reflexión, la destrucción como parte implícita de los procesos creativos y por último, la creación de nuevos símbolos metafóricos en el arte contemporáneo. 

De todas las disciplinas artísticas existentes, ha optado por cultivarse en el campo de la escultura, ya que, según palabras textuales: << es la que mejor ha sabido pasar del plano de la representación al plano activo de la presentación >>, sosteniendo que ésta a su vez actúa como un motor capaz de originar cambios en la sociedad. Más que esculturas, se puede decir que crea producciones artísticas temporales. Las obras presentes en Warranty Void están concebidas como pequeñas instalaciones individuales. Alguna de ellas muestra la experimentación que tanto le interesa en sus procesos creativos, ideas esbozadas de manera muy limpia que dan pie al nacimiento de su producción. Al ser en su mayoría piezas con un tiempo limitado de “vida”, narran una historia efímera que adquieren un sentido completo al efectuarse la interacción social. Esa potenciación de la interactividad entre el producto artístico y el público favorece la creación de un ambiente donde prevalece la representación mental de la idea expuesta por el artista.

El plantemiento de crear objetos para más tarde hacerlos desaparecer no pertenece al presente. Ya existía y se practicaba en culturas de siglos pasados. Piezas concebidas para fines rituales eran destruidas por los aborígenes al concluir el rito en muchas sociedades primitivas, resultando más interesante el acontecer ceremonial que los propios objetos. El aspecto del arte que más le interesa a Casellas y el objetivo del estudio que lleva a cabo, es reflexionar sobre la perdurabilidad de las obras. No le interesa la eternidad, sino la creación de la actividad artística, primando el valor de ésta en la consumición de la experiencia visual. Pone énfasis en lo mental, en la ideación de las piezas, relegando en importancia su realización material o sensible.

Haciendo referencia a su modo de plantear las obras, podemos hacer mención a alguna de ellas donde se contempla su destrucción -o autodestrucción- de manera progresiva; los currículums que llegan a la galería se hacen inevitablemente añicos, erigiéndose de esta forma una montaña de tiras de papeles. La pecera que alberga la palabra “verdad” se va cubriendo gradualmente por tinta china, aumentando el nivel de este fluido negro para finalmente hacerla desaparecer.

Manuel Casellas presenta en esta muestra un discurso de carácter instalativo donde se puede observar experiencias objetuales en las que subyacen formulaciones conceptuales respondiendo con eficacia a lo planteado. Tras admirar la serie de obras seleccionadas, comprendemos que la importancia reside en la experiencia artística vivida, encargándose el propio artista de que ésta quede registrada en formato audiovisual.

 

PRESENTE CONTINUO - Sevilla (España) - 2015 - ISSN 2444-5231
Todos los derechos reservados. Aviso legal.