Jueves, 17 Agosto 2017
BÚSQUEDA
UN NUEVO GIRO DE TUERCA AL CENTRO DE ARTE PEPE ESPALIÚ
por Sergio R. Arjona Publicado el 17 de Febrero de 2016

PEPE ESPALIÚ > Pepe Espaliú, 1975-1993
Comisario > Oscar Fernández


Centro de Arte Pepe Espaliú - Córdoba


S
eis años después de su apertura (en otoño del año 2010), el Centro de Arte Pepe Espaliú se reinventa con el objetivo de abordar de manera más apropiada la obra de una de las figuras más influyentes del arte español de finales del siglo XX. Durante estos seis primeros años de desarrollo el Centro ha tenido dos objetivos bien definidos: por un lado conservar y exponer la colección que la empresa municipal Vimcorsa posee de Espaliú, formada por cuarenta y tres piezas que representan prácticamente toda su trayectoria artística, desde 1975 a 1993; y por otro lado, poner en valor esta colección mediante la realización de una serie de exposiciones temporales que han tratado la obra del artista cordobés desde diversos puntos de vista.

`Pepe Espaliú 1975-1993´ es la denominación que se le ha dado a este nuevo proyecto museográfico, que tiene como objetivo acercar aún más la obra de Espaliú al espectador. Para ello se ha modificado la organización de las piezas de la colección y los espacios, proponiendo una lectura histórica en torno a las diversas temáticas e inquietudes que marcaron la trayectoria del artista desde la mitad de los años setenta hasta su muerte en 1993. Comenzando en las prácticas conceptuales del joven estudiante en Barcelona hasta llegar a los mecanismos de la enfermedad y el arte de acción llevados a cabo en sus últimos años de vida, los distintos espacios nos plantean un recorrido por los aspectos, preocupaciones y corrientes que marcaron la obra de Espaliú, tales como: las nuevas formas de expresión artística, la homosexualidad, el sexo, la subjetividad, el activismo artístico, el arte social, el SIDA, la enfermedad, la muerte y la espiritualidad del ser entre otras. Sin lugar a dudas, esta nueva visión hace mucho más fácil y comprensible la dilatada y multidisciplinar obra de Espaliú.
 
Otro factor muy importante para esta nueva andadura del Centro ha sido la participación y colaboración de varias personas clave en la vida del artista como es el caso de Pepe Cobo, director de “La Máquina Española”, galería que proyectó la obra de Espaliú, al dedicarle su primera exposición individual (titulada ‘El recuerdo es una traición’), en el año 1987. El galerista ha tenido el detalle de ceder al Centro una serie de archivos entre los que destacan catálogos, folletos y cartelería de exposiciones así como un cuaderno manuscrito de entorno al año 1992. Por otro lado, los propietarios de la ya clausurada galería cordobesa Arte 21, han cedido a la institución varias piezas que poseían en sus fondos, entre las que se encuentran: dos máscaras de 1988, dos obras de la serie ’Pas de Masque’, del mismo año, dos esculturas de bronce de 1989 y un dibujo a lápiz de 1993. Finalmente, Joaquín González Espaliú, hermano del artista ha cedido un poema objeto de Joan Brossa que sirvió de portada del catálogo de la exposición del artista catalán que el propio Espaliú comisarió en La Máquina Española en el año 1988. 

Con el nuevo discurso museográfico, creado por Oscar Fernández, coordinador del Centro, se han reorganizado algunas piezas que hasta el momento dificultaban la comprensión del conjunto de la obra de Espaliú, añadiéndoles las nuevas donaciones. A pesar de todo, como señala el propio coordinador, «no se pretende imponer una lectura histórica únicamente», de ahí que esta se estructure al mismo tiempo en nueve conjuntos temáticos que analizan diferentes etapas en la vida del artista: El arte conceptual de la primera fase, llevada a cabo en Barcelona; su trasmutación en pintor, a lo largo de sus estancias en Sevilla, París y la ciudad condal; sus primeras relaciones con “La Máquina Española”; el despegue de su carrera artística a nivel internacional, en la segunda mitad de los ochenta; la ruptura con la pintura; su faceta como comisario; y como no, la etapa final, marcada por el SIDA y toda la iconografía de la enfermedad, en la que su interés por el arte público y político va a jugar un papel clave en performances como `Carrying´ (video-documental de la acción, San Sebastián, Madrid, 1992) y `El nido´ (Video-documental de la acción llevada a cabo en Arnhem, 1993). En conjunto y jugando con los dos niveles del centro, hay que destacar una interesante división en dos espacios, situando en la planta baja a un Espaliú entusiasta y experimental y en la superior a un creador acechado por la enfermedad y “contagiado”.

Toda esta serie de novedades, se ha concluido con la noticia de que a finales de este año, el Institut Valenciá d’Art Modern (IVAM) celebrará una exposición dedicada a Pepe Espaliú, que será comisariada por el actual director del museo valenciano, José Miguel Cortes, y el profesor y comisario de arte, Juan Vicente Aliaga, un gran conocedor de la obra del artista cordobés.

Sin lugar a dudas, este año se presenta cuanto menos prometedor para un espacio que renace y que como asegura el propio Oscar Fernández, «no renunciará al dinamismo y la interrelación de Espaliú con la obra de otros autores».


RELACIONADOS
PRESENTE CONTINUO - Sevilla (España) - 2015 - ISSN 2444-5231
Todos los derechos reservados. Aviso legal.