Viernes, 20 Octubre 2017
BÚSQUEDA
ELO VÁZQUEZ, FOTOGRAFÍA EN DOS MOVIMIENTOS
por Ismael Ábrego Publicado el 14 de Mayo de 2015

ELO VÁZQUEZ > In Between

Sala Santa Inés (Iniciarte) - Sevilla
Hasta el 5 de julio de 2015

Hay un elemento característico del mundo de internet, y es la profusión icónica, la producción constante y continua de imágenes en una vorágine sin fin que dejaría boquiabiertos a los teóricos de los primeros tiempos de la fotografía y de la  reproducción técnica de imágenes. Tanto es así, que muchos ya hablan de un nuevo ciclo, de una nueva etapa histórica: la creación y la distribución de la información priman sobre la permanencia, se impone lo inmediato; tan pronto como aparece, desaparece y se esfuma en las profundidades del historial de la página. Todos sabemos a qué nos estamos refiriendo; todos, en mayor o menor medida, somos hoy creadores anónimos y hemos compartido algo nuestro en algún espacio personal, al alcance de propios y extraños. Ahora que vivimos la era de los fotógrafos-consumidores como refiere Joan Fontcuberta, estamos asistiendo a la configuración de un nuevo lenguaje global con unos códigos propios y autónomos, genuinamente populares. La fotografía aquí sigue siendo un documento, pero no uno de una verdad objetiva y comunitaria, más bien subjetiva, asociada a experiencias y sentimientos.

Elo Vázquez (Utrera, Sevilla, 1983) es una pionera en lo que concierne a este nuevo orden de cosas; desde 2002, casi al comienzo de la popularización masiva de internet, ha venido creando y compartiendo en diversas plataformas. Desde Livejournal, a Tumblr, pasando por Fotolog o Deviantart; no le movía ninguna ambición por el reconocimiento, sólo la pasión que sentía por la fotografía. En las comunidades que se formaban podía entrar en contacto con otros como ella y recibir ideas, inspiración y consejos. De esta forma autodidacta, sin pasar por ninguna formación visual reglada, fue afinando su mirada, su sensibilidad y conociéndose mejor a sí misma, condición fundamental para saber a dónde ir.

Su fotografía es directa, no intenta agradar con artificios, se basta con la sencillez de la línea, la forma, el ritmo y el color. Cuando es interrogada por el motivo o tema de su obra responde con sinceridad y coherencia que no tiene, que lo que ella nos quiere mostrar es su forma de ver el mundo que la rodea. Pero esto en sí ya es un tema, el de la poesía de lo pequeño, el de la belleza de lo cotidiano, cazada por la receptividad del que la descubre o es asaltado por la misma; por eventualidades fortuitas, anécdotas que confluyen en un inmenso archivo que constituye un verdadero autorretrato de la personalidad de la artista y de la generación de donde ha surgido.

La primera impresión cuando se accede a la exposición In Between es de extrañeza: cuatro fotografías de tamaño medio presiden la pared central precedidas por dos hiladas a cada lateral de pequeñísimas fotos, no más grandes que la palma de la mano, exactamente el tamaño de una pantalla de móvil -y esto no es por azar-. Las imágenes expuestas, que han sido extraídas del mencionado archivo, fueron realizadas en momentos y lugares diferentes y seleccionadas con cuidado, porque a la hora de ser contempladas -al igual que en cualquiera de sus blogs- lo van a ser en interrelación formal y simbólica con su compañera, de forma que se puede seguir una progresión hasta los paneles centrales, un ritmo si se quiere.

Esta sensación de cadencia se ve potenciada por la necesidad que impone el formato de la pieza, por su reducido tamaño tendremos que acercarnos, para acto seguido alejarnos y poder vincularla así a su vecina; en este ir y venir de pronto nos encontraremos frente a las imágenes de mayor formato, y de nuevo otra hilada que cerrará la composición. Con esta contraposición rítmica de dimensiones y medios, unas tomadas con cámara de móvil, otras con reflex digital -las de mayor envergadura- y otras analógicas -no en esta exposición pero sí previamente durante buena parte de su carrera-; Elo está cuestionando el valor que le damos a estos factores, nos está señalando lo que permanece en el intervalo “In between”, en el entre medio, que no es sino el valor invariable del acto fotográfico en sí, puro, despreocupado y sincero.



PRESENTE CONTINUO - Sevilla (España) - 2015 - ISSN 2444-5231
Todos los derechos reservados. Aviso legal.